Hoy en día todos conocemos las dietas vegetarianas, y seguro que todos tenemos algún amigo, familiar o conocido que sigue una dieta vegetariana. Cada vez, esta opción a la hora de alimentarse está más a la orden del día, y muchas personas se suman a esta elección.

Hay distintos motivos por los que decidimos o seguir, o no, una dieta vegetariana.

Los motivos principales son:

  • Salud: optamos por una alimentación más rica en vegetales y vamos reduciendo el consumo de carnes y pescados.
  • Conciencia Animal: descartamos una alimentación que provoque el sufrimiento y la muerte de animales.
  • Conciencia Ambiental: la explotación animal provoca un gran impacto en el medio ambiente.

Pero todavía son muchos los que desconocen en qué consisten exactamente las dietas vegetarianas y a los que les surgen algunas preguntas.

¿Existen varios tipos de dietas vegetarianas? ¿En qué se diferencian? ¿Es saludable seguir una dieta vegetariana?

Pues empezaré por el principio.

¿En qué consiste una dieta vegetariana?

Una dieta vegetariana es aquella que promueve el consumo de alimentos de origen vegetal con absoluta prioridad, eliminando parcial o completamente, los alimentos de origen animal.

Dependiendo de los alimentos que elimines o permitas, recibe un nombre distinto.

¿Qué tipos de dieta vegetariana hay? ¿Y en qué se diferencia?

Las dietas vegetarianas se diferencian entre sí por los alimentos que incluyen y excluyen, y se clasifican en 3 tipos principales.

Dietas Ovolactovegetarianas

DIETA OVOLACTOVEGETARIANA (FOTO: Nutrición: nivel usuario)

  • Dietas ovolactovegetarianas: estas dietas excluyen la carne y el pescado, es decir, los alimentos que implican la muerte de un animal. Sin embargo, sí que admiten alimentos producidos por animales, siempre y cuando no conlleven su muerte, como son los lácteos y los huevos, y sus derivados, y también la miel.
  • Dietas ovovegetarianas: este caso es similar al anterior, pero limitando los productos de origen animal a los huevos, excluyendo así los lácteos y sus derivados.
  • Dietas veganas: también llamas vegetarianas estrictas. En este caso se excluyen absolutamente todos los alimentos que impliquen cualquier forma de explotación animal, ya impliquen su muerte, como la carne y el pescado, o sean producidos por ellos, como los lácteos, huevos y miel.

Después encontramos variaciones, como es el caso de la dieta crudivegana, que consiste en seguir una dieta vegana en la que evitamos también comer alimentos que han sido cocinados a más de 40-42ºC, alegando que temperaturas mayores destruyen los nutrientes que contiene el alimento. Pero eso se nos va del tema. En este caso utilizan mucho los brotes, germinados y las fermentaciones para hacer más digestibles los alimentos, como cereales y legumbres.

Y la eterna pregunta es:

¿Es saludable seguir una dieta vegetariana o vegana?

Sí. Y también no.

Quiero decir, ¿es saludable seguir una dieta omnívora?

En ambos casos dependerá de cómo sea tu dieta en cuanto a cantidad y calidad de los alimentos.

Mucha gente que sigue una dieta omnívora, no sigue una dieta saludable (por eso aumentan los casos de obesidad y sobrepeso, y las enfermedades relacionadas con el peso, como la diabetes, la hipercolesterolemia, etc.).

Y lo mismo sucede en una dieta vegetariana. No por ser vegetariana es más saludable. Lo saludable de una dieta va a depender siempre de la calidad de los alimentos que la incluyan.

En una dieta vegetariana o vegana puedes encontrar todos los nutrientes que tu cuerpo necesita, ya que los alimentos de origen vegetal son muy ricos en vitaminas y minerales, hidratos de carbono, grasas saludables, y pese a lo que muchas personas piensan, también en proteínas.

Las legumbres, aparte de ser ricas en hidratos de carbono y fibra, son una gran fuente de proteínas, por lo que es un alimento que debemos incluir en gran medida en nuestra dieta, vegetariana o no.

Legumbres y cereales integrales

LEGUMBRES Y CEREALES INTEGRALES (FOTO: Nutrición: nivel usuario)

También los frutos secos son ricos en proteínas, y además nos aportan grasas muy cardiosaludables que ayudan a mejorar nuestros niveles de colesterol.

Lo que sí es cierto, es que conviene dedicar un poco más de tiempo a preparar tu menú, ya que debes conocer muy bien las propiedades de los alimentos para hacer combinaciones nutricionalmente completas.

No olvidemos, que en una dieta omnívora tenemos la facilidad de introducir un filete de carne o un poco de pescado en las comidas, y ya está, proteínas al canto. Y que los huevos contienen proteínas de un gran valor biológico.

Por tanto, debemos aprender a combinar los alimentos vegetales para conseguir proteínas igual de completas, pudiendo eliminar carnes, pescados, y si es el caso, también lácteos y huevos.

Por ejemplo, las legumbres son muy ricas en proteínas, pero les falta un aminoácido (los aminoácidos son las piezas que componen las proteínas) que nuestro cuerpo necesita para formar sus propias proteínas. Los cereales (arroz, pasta, harinas…) si que contienen este aminoácido, pero carecen de otro, igualmente necesario, que si que contienen las legumbres.

De modo que una combinación de cereales y legumbres, nos da como resultado una proteína que contiene todos los aminoácidos que necesita nuestro cuerpo (lentejas, alubias, garbanzos… con arroz, pan con hummus, etc.).

Y no sólo deben preocuparnos las proteínas. Al igual que en una dieta omnívora, debemos tener encuentro, no solo los macronutrientes (hidratos de carbono, proteínas y grasas), si no también todos los micronutrientes (minerales como calcio, hierro, fósforo…; y vitaminas) que encontramos fácilmente en alimentos de origen animal.

Lo que sí que es debemos tener muy en cuenta, en serio, es MUY IMPORTANTE, primordial, es que si nuestra dieta es vegana, debemos suplementar la vitamina B12, SIEMPRE.

Si tomamos huevos y lácteos, podemos encontrar en ellos vitamina B12, pero si no tomamos absolutamente ningún alimento de origen animal, no vamos a poder encontrar esta vitamina de una forma que nuestro cuerpo pueda asimilar, por lo que deberemos suplementarnos para no perjudicar nuestra salud.

Frutos secos y semillas

FRUTOS SECOS Y SEMILLAS (FOTO: Nutrición: nivel usuario)

Para ir resumiendo, hay muchas formas de que una alimentación sea saludable, siempre y cuando se haga una correcta combinación de los alimentos que la componen, se incluyan alimentos con un gran valor nutricional, y se excluyan aquellos que no son interesantes para nuestro cuerpo, o que pueden dañarlo.

Podéis averiguar más sobre como configurar una dieta saludable en otras entradas como “La lista de la compra”, “El plato saludable”, o “Alimentos light vs Alimentos Saludable”.

Así que si nos centramos en el tema de esta entrada, para todos aquellos que alguna vez os hayáis planteado cambiar vuestro estilo de vida, o aquellos que os preocupa que os falten nutrientes, os responderé que sí, una dieta vegetariana BIEN PLANIFICADA es saludable.

Espero que hayáis aprendido sobre el tema, y que si alguna tenía dudas acerca de las dietas vegetarianas, ya no las tenga.

No olvidéis comentar vuestras dudas y opiniones 🙂