¿Quién no ha merendado alguna vez un sándwich de Nocilla? Seguro que es un recuerdo de la infancia que muchos tenéis. O puede que prefiráis otra crema con un sabor a avellana más intenso, como la Nutella.

Estoy segura de que para algunos, estas cremas de cacao suponen una tentación, y evitáis comprarlas porque no podéis evitar comerlas a cucharadas. Seguir leyendo