¿Qué hay más español que una tortilla de patata? ¡Si incluso comúnmente la conocemos como “Tortilla Española”!

La tomamos de diversas formas: es el plato principal de una cena, un almuerzo perfecto tanto como pincho como en un bocadillo, de aperitivo en una comida, de acompañamiento cuando nos tomamos una cerveza con amigos, y hasta para algunos forma parte del desayuno (pincho de tortilla y café con leche).

Pero la tradicional tortilla de patata no siempre es la opción más saludable. Si no controlamos el tamaño podemos pasarnos en cuanto a los hidratos de carbono, ya que es muy fácil comer patata en exceso (la verdad es que la tortilla entra “sin sentir”). Y por otro lado, para cocinar la patata utilizamos una enorme cantidad de aceite, a una temperatura no muy alta, y durante un tiempo bastante prolongado, por lo que nuestra patata absorbe muchísimo.

Y así es como convertimos un plato delicioso en una bombita calórica.

Pero disfrutar de la vida es necesario, así que os traigo una versión menos calórica de este tesoro de la cocina española. Ahí va la receta.

INGREDIENTES. (FOTO: Nutrición: nivel usuario)

Ingredientes (para 2 personas)

4 huevos, 400g de patata, ½ cebolla, 1 diente de ajo, Sal al gusto, 1 cucharada sopera de aceite

Elaboración
  1. Pelar, lava y cortar la patata en láminas finas (2-3 milímetros de grosor).
  2. Partir en 2 la media cebolla y cortar en rodajas. Separar las capas.
  3. Colocar en una fuente apta para microondas la patata junto con la cebolla, la cucharada de aceite y la sal. Yo utilizo un recipiente de silicona con cierre, pero sirve una fuente de horno y film transparente.
  4. Cocinar en el microondas durante 10 minutos, en tantas de 5 minutos (lo introducir 5 minutos, sacar, remover, y otros 5 minutos).
  5. Picar el diente de ajo y dorar en una sartén antiadherente con unas gotitas de aceite. Reservar.
  6. En un bol, batir los huevos, añadir sal, el ajo picado tostado, y la mezcla de patata y cebolla ya cocinada. Dejar reposar durante unos 5-10 minutos.
  7. En la sartén antiadherente donde hemos dorado el ajo y bien caliente, verter la mezcla de la tortilla y bajar a fuego medio-fuerte. Mientras cuaja, hacer incisiones con una cuchara de madera para que el huevo vaya bajando al fondo de la sartén y cuaje.
  8. Cuando esté más consistente la mezcla, dar la vuelta con la ayuda de un plato y devolver a la sartén para cuajar el otro lado.
  9. Servir caliente o fría.

¡Queda bien de todas las formas!

TORTILLA DE PATATA. (FOTO: Nutrición: nivel usuario)

Como veis es muy fácil de preparar, y le hemos quitado todo el aceite de fritura, por lo que es una versión mucho más ligera.

Eso sí, no la estropeéis con el acompañamiento. Si la metemos entre pan y le ponemos ajoaceite, volvemos a añadirle calorías extras.

Como es un plato compuesto por hidratos de carbono (patata) y proteínas (huevo), lo ideal es acompañarlo con la parte que nos falta, las verduras.

Yo en este caso, la he acompañado con 2 deliciosos tomates con sal y aceite de oliva virgen extra.

¡Probadla y me contáis! ¿Con qué la habéis acompañado? ¿Cuál es vuestro momento preferido para comer tortilla?

COMPOSICIÓN NUTRICIONAL TORTILLA DE PATATA (FOTO: Nutrición: nivel usuario)

[wysija_form id=”1″]